La Avena Rhealba®

La Avena Rhealba®, pionera de la dermatología vegetal
Logo A-Derma

En el corazón de A-DERMA, marca pionera de la dermatología vegetal, se encuentra un activo único y exclusivo, la Avena Rhealba®, producida respetando escrupulosamente el riguroso pliego de condiciones de nuestra iniciativa de gestión Botanical Expertise Pierre Fabre, reconocida con la etiqueta europea EFQM (European Foundation for Quality Management) de desarrollo responsable y que permite obtener la máxima eficacia de un activo vegetal con el máximo respeto al medio ambiente.

ligne-plantules-remontee.jpg

Avena Rhealba® para las pieles frágiles

aderma_logo_bepf.jpg

A fin de garantizar un cuidado de eficacia constante, A-DERMA se asienta sobre 4 pilares:

INNOVAR mediante una investigación constante y descubrir que las plántulas de la Avena Rhealba®de tan solo 12 semanas de vida contienen una concentración máxima en ingredientes dermatológicos de propiedades farmacológicas sin proteínas detectables (sistema patentado).

GARANTIZAR la eficacia, calidad y seguridad óptima con fórmulas que minimizan los riesgos de alergia y, cuando es necesario, usando la tecnología DEFI para ofrecer cuidados estériles sin conservantes. Estas garantías han hecho de A-DERMA una de las marcas más recomendadas por dermatólogos y pediatras desde hace más de 30 años.

PRESERVAR la biodiversidad con nuestros propios cultivos de avena siguiendo los estándares de la agricultura ecológica en una ubicación singular, llamada Terre d’Avoine. Y ser la única marca en recuperar la Avena Rhealba®.

RESPETAR el medio ambiente y la vida humana gracias a un proceso de desarrollo que tiene lugar íntegramente en el suroeste francés, desde la producción de las semillas hasta la obtención de los productos acabados.

De la avena a la Avena Rhealba®

Avena Rhealba® - Sudoeste Francia

Al principio existía la avena común, una planta conocida y de uso frecuente desde la Antigüedad con fines alimentarios y medicinales, especialmente en forma de tisanas para las inflamaciones. La avena y las pieles frágiles eran las protagonistas de una larga historia que conocía bien Pierre Fabre, un farmacéutico apasionado por la botánica y visionario de la cosmética dermatológica.

Avena ecológica procedente únicamente del suroeste de Francia

En el suroeste de Francia crece la Avena Rhealba®, cultivada respetando el territorio y haciendo gala del anclaje del Grupo Pierre Fabre a la región del Tarn. Fiel a este patrimonio, la Avena Rhealba® constituye el elemento central de un equipo de investigación y una cadena de cultivo 100% del suroeste francés, desde el cultivo de las plantas hasta la expedición de los productos acabados.

 

Plántulas de Avena Rhealba®

aderma_champs_avoine.jpg

Una suave caricia para la piel. Con una eficacia natural y una seguridad infalible, las plántulas de Avena Rhealba® constituyen la esencia de la Avena Rhealba®. Estos brotes jóvenes tienen todas las propiedades de la futura planta y poseen aún más principios activos específicos que las semillas. A las 12 semanas, se alcanza la concentración máxima de sustancias activas, saponinas inmunorreguladoras y flavonoides antiinflamatorios. La concentración de sustancias activas es tan abundante que las plantas se deben recolectar imperativamente en un periodo de 3-4 días. Un breve plazo de tiempo que preserva todo el valor de los extractos.

Máxima suavidad

Plántula Avena Rhealba®

Para garantizar por completo la seguridad, A-DERMA ha adoptado un enfoque integral: apuesta por la agricultura ecológica, búsqueda de un extracto de plántulas de Avena Rhealba® de máxima calidad y rigor farmacéutico característico de los Laboratorios Pierre Fabre.

Pero eso no es todo. Gracias a un sistema de extracción innovador y patentado, A-DERMA ha podido desarrollar un extracto de planta sin proteínas detectables (umbral de detección: 10 ppm), posibles causantes de alergias o hipersensibilidad. Pese a proceder de una simple semilla, el extracto de plántulas de Avena Rhealba® posee unas propiedades únicas. Y como la plántula no es consumida por el ser humano, no existe riesgo de presensibilidad por la alimentación.

Un viaje por la Terre d’Avoine

aderma_terre_avoine.jpg

En Puylaurens, en el corazón de la región del Tarn, existe un lugar de terreno rico y singular, donde los equipos de Pierre Fabre Agronomía cultivan la Avena Rhealba®. Es la llamada Terre d’Avoine, en honor a la avena que allí crece. En este rincón del suroeste de Francia se descubrieron hace 15 años las propiedades dermatológicas excepcionales de esta avena blanca y pura. En medio de los campos de avena, A-DERMA ha dedicado a la Avena Rhealba® un espacio de investigación botánica y puesta en común de conocimientos para los profesionales. Un viaje por la investigación científica y una inmersión en la naturaleza que revelan la esencia de A-DERMA.