Marcas y biodiversidad

Galénic

Protección del árbol de argán en Marruecosgalenic-arganier.jpg

Fuente de vida en pleno desierto marroquí e instrumento de lucha contra la desertificación, el árbol de argán hoy ve amenazada su existencia. Desde 1998, el árbol de argán marroquí está declarado por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad por su función en la conservación de los ecosistemas, el desarrollo económico y la investigación científica. Pionera y experta en el uso del aceite de argán desde hace más de 25 años, la marca Galénic respalda la Fundación Mohammed VI para la investigación y la protección del árbol de argán. Galénic contribuye a replantar el árbol de argán, desarrollar y proteger el equilibrio natural, mejorar el nivel de vida de las poblaciones y potenciar la investigación científica sobre el árbol de argán.

René Furterer

Manteca de karité ética en Burkina Fasorf-karite_ethique.jpg

Desde hace más de medio siglo, los Laboratorios Pierre Fabre promueven un proyecto de valorización y preservación del mundo vegetal. En esta línea, René Furterer ha creado una nueva cadena de suministro de manteca de karité en Burkina Faso. Para ello, la marca se ha asociado con una joven entidad local, la SOTOKACC, fundada por Nathalie Ouattara, una mujer comprometida con el desarrollo económico y social de su pueblo. Gracias a este acuerdo, René Furterer garantiza una manteca de karité de una calidad irreprochable y fabricada conforme a la auténtica tradición africana, por simple presión mecánica (sin disolventes ni aditivos), a partir de relaciones económicas responsables y duraderas.

Desde 2007, la marca aporta su experiencia para que la producción de manteca sea más segura. Así pues, ha dotado a SOTOKACC de una prensa mecánica que permite ahorrarse el laborioso proceso de amasado artesanal.
Gracias a esta colaboración, las mujeres de Burkina Faso han podido modernizar su método de fabricación del "oro verde" de Burkina Faso y transformarlo en un activo dermocosmético de primerísima calidad.

Ducray

zanbal-ducray.jpgProyecto de compensación del carbono en Mali

A comienzos de 2012, los Laboratorios Dermatológicos Ducray deciden reforzar la misión de responsabilidad ecológica emprendida con el champú Extra-Doux mediante su participación en el proyecto Zanbal de plantaciones de acacias en Mali. Gracias a este proyecto solidario, los Laboratorios Dermatológicos Ducray compensan el 100% de las emisiones de gas de efecto invernadero vinculadas con la fabricación de Extra-Doux.