Socios de investigación

La innovación abierta

partenariats-recherche.jpg

En materia de investigación, Pierre Fabre prioriza en todo momento el enfoque colaborativo, con el convencimiento de que la complementariedad y la posibilidad de compartir el saber hacer son factores de aceleración de la innovación. La histórica colaboración del Grupo Pierre Fabre con el CNRS (Centre Nationale de la Recherche Scientifique) en el desarrollo de la vinorelbina (Navelbine), el primer anticancerígeno lanzado por la empresa en 1989, es un ejemplo emblemático de este método de trabajo. Desde hace años, este se estructura en torno a la asociación con distintos Centros Públicos de Investigación franceses (INSERM, CNRS, CEA...) por una parte y sociedades biotecnológicas innovadoras ("biotechs") por otra. Esta estrategia de "innovación abierta" tiene como finalidad dinamizar y acelerar nuestra actividad de investigación y desarrollo.

Socios públicos

cnrs

El Grupo Pierre Fabre posee una larga tradición de colaboración con el CNRS, las facultades y universidades francesas y, en general, los organismos públicos de investigación (INSERM y CEA). Esta colaboración es un fiel reflejo de la complementariedad de nuestro saber hacer respectivo:la investigación fundamental del CNRS y la investigación con finalidades terapéuticas de Pierre Fabre. En enero de 2011, se renueva por tercera vez un convenio de asociación entre el IRPF y el CNRS. La estructura mixta tiene como finalidad la obtención de nuevos candidatos a medicamentos que actúen en la regulación epigenética de los procesos cancerígenos (www.etac.cnrs.fr).

El Grupo Pierre Fabre y el CNRS también colaboran en el seno del Observatorio Oceanológico de Banyuls sur Mer, a través de un equipo mixto de investigación (CNRS, Universidad Pierre y Marie Curie, y Pierre Fabre) consagrado a la investigación en biotecnología marina.

Socios privados

Nuestros equipos de I+D tienen al mismo tiempo la mirada puesta en otros laboratorios del sector farmacéutico que disponen de los recursos tecnológicos, humanos y económicos que se requieren para llevar a cabo el desarrollo de las moléculas o los anticuerpos monoclonales obtenidos de la investigación de Pierre Fabre. Tras la firma en 2004 de un primer acuerdo con Merck &Co. para el desarrollo de un anticuerpo monoclonal, otro anticuerpo descubierto por los equipos de Pierre Fabre de Saint-Julien-en-Genevois trajo aparejada la colaboración con Abbott en 2010.